¿Cómo se debe guardar y almacenar el vino?

 Es posible guardar y conservar el vino por periodos prolongados de tiempo en el propio domicilio. Para ello es preciso seguir unas pautas básicas.

1 – Humedad

Se recomienda que exista humedad en el ambiente así como evitar los olores fuertes, e incluso los ruidos y los campos electromagnéticos (electrodomésticos).

2 – Movimientos

El vino debe moverse lo menos posible, cuanto más añejo sea el vino más posibilidades de estropearse con los movimientos o vibraciones.

3 – Luz

Aunque a mucha gente le gusta exponer las botellas, hay que evitarlo, lo mejor es guardarlas en un lugar oscuro, la luz puede estropear un vino, especialmente los blancos.

4 – Ventilación

La humedad y la posición horizontal de almacenaje, son responsables de la buena conservación del corcho, por este motivo debe haber una buena ventilación en la bodega, así evitaremos olores de moho o podredumbre.

5 – Temperatura

El vino debe guardarse a una temperatura constante de entre 5ºC y 18ºC, siendo el punto óptimo entre 10ºC – 12ºC. Hay que evitar las oscilaciones bruscas y frecuentes de temperatura. Una bodega puede variar su temperatura, sin complicaciones para el vino, entre el invierno y el verano en +/- 5ºC, el problema viene si esta variación se produce semanalmente, o incluso a diario (noche-día). Los cambios de temperatura bruscos, afectan principalmente al corcho, que cambia de tamaño y permite filtraciones de vino.

TIENDA