La nieve y el vino

La viña también hiberna. La nieve en su justa medida es buena y necesaria para las viñas. Tiene un efecto desinfectante y limpia la madera. Por ello, las nevadas son buenas para las viñas siempre que no se prolonguen mucho en el tiempo.

Algunos de los beneficios que nos ofrece la nieve:

  • Si esta cae poco a poco y se derrite poco a poco. Hace posible que el suelo se empape con un aprovechamiento más efectivo de la precipitación.
  • El hielo mata hongos e insectos y la planta queda limpia.
  • Durante la poda, las heridas que quedan en la planta pueden conllevar enfermedades. Las bajas temperaturas y la nieve ayudan a crear una capa cicatrizante en la planta. Esta capa hace más difícil que las enfermedades entren en ella.
TIENDA