¿Qué nos dice la etiqueta del vino?

La etiqueta en una botella de vino es como la portada de un libro y debería ser un avance de su contenido: un clásico, un thriller, una historia romántica, una novela de caballerías…

El productor decide no solo sobre el estilo de vino que desea elaborar, sino también el tipo de etiquetado con el que quiere presentarlo. Ser capaz de expresar en la etiqueta el tipo de vino que representa, es una tarea complicada y requiere un entendimiento profundo del público con el que se quiere conectar.

¿A qué elementos debemos prestar atención? La ley obliga a que la etiqueta muestre el contenido alcohólico, que para los denominados vinos tranquilos, oscila entre los 8-15%vol.; Además, debe incluir el nombre del productor, el origen del vino, y el volumen del contenido, que en general para una botella de vino es de 75cl. Toda esta información debería plasmarse en la etiqueta principal, que por lógica debería ser la frontal.

La contra-etiqueta es el espacio donde se suelen encontrar referencias sobre el tipo de elaboración, las variedades utilizadas, la añada, la historia de la marca o de la bodega, si el vino es orgánico y cualquier otra información que el productor considere relevante. La añada se refiere al año en el que se han cultivado las uvas y es importante, porque dependiendo del origen, la calidad puede variar mucho de un año a otro. Hay aplicaciones de teléfono móvil bastante útiles, a las que puedes recurrir en caso de duda, y aunque no te puedes creer todo al 100%, puede ser una guía.

Link: Elmundo.es

http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2017/07/18/596dc79fe5fdea683a8b4595.html

TIENDA