Desmontando mitos sobre el vino blanco

pexels-helena-lopes-696215

El vino blanco conlleva una serie de estereotipos negativos que hay que desmantelar, ya que ralentizan su consumo y disfrute. Una bebida noble que merece su reconocimiento y que está ganando popularidad entre sus consumidores

El vino blanco se hace con uvas blancas

El vino blanco se obtiene tras la fermentación alcohólica de la pulpa incolora de las uvas blancas y tintas. Es el único vino que se puede elaborar con todo tipo de uvas. Por el contrario, el vino tinto se elabora con la pulpa y los hollejos.

El vino blanco es más ligero que el tinto

Aunque en general los blancos pueden ser más ligeros por la escasa maceración y el proceso de elaboración, lo cierto es que hay vinos blancos tan potentes como los tintos porque también depende de la intensidad de la uva. Algunos vinos blancos adquieren una gran potencia tras una crianza en madera o una larga crianza en botella. Pueden ser más relajados, con mayores matices, redondos, cremosos y envolventes, sin el frescor y acidez propios de los tradicionales.

Los vinos blancos se sirven fríos

En el caso de los vinos blancos muy jóvenes, la temperatura óptima de consumo que demandan no debe superar los 8ºC. Son variedades que resisten bien el frío y no hacen que sus cualidades organolépticas se camuflen demasiado. Otros vinos blancos añejos se pueden servir a una temperatura ligeramente más cálida, casi como los tintos. Los frigoríficos suelen enfriarse demasiado, por debajo de los 5ºC, temperatura que estropea todo el sabor y los aromas del vino.

El vino blanco provoca dolor de cabeza

El cuerpo nunca debe someterse a grandes ingestas de alcohol porque puede causar malestar, dolor de cabeza y dolor de estómago. Si te sientes mal después de consumir vino es porque has bebido demasiado, no por el color del vino. De hecho, el vino tinto, en promedio, tiende a tener más alcohol que el vino blanco, y es precisamente la baja graduación del blanco, su sabor más afrutado y su servicio a menor temperatura, lo que nos induce a beber más. Todo el vino es saludable consumido con moderación.

TIENDA